Información: Financiación de Carros y Préstamos


 

carro usado en eeuu

Financiación de un carro puede ser fácil

A menos que se pueda dar el lujo de pagar en efectivo, necesitará lidiar con financiamiento para autos. El financiamiento requiere tanto análisis como tiempo para descubrir cual auto quiere comprar. Si no toma la decisión correcta ahora, se penalizara a si mismo financieramente y se causara dolores de cabeza en los años por venir.

Así que con esto en mente, veamos algunas de las cosas en las cuales debe pensar cuando considere un préstamo para autos.

El comparar, paga.

Primero, busque asu alrededor las mejores tasas de préstamo. Para hacer, esto debe:

Llamar a los bancos locales y preguntar cuáles son las tasas de interés para préstamos de vehículos. Empieza con tu propio banco o cooperativa de crédito. Las cooperativas de crédito normalmente tienen mejores tasas de interés que los bancos.

Mirar en tu periódico local, el cual debe publicar una lista semanal de los tasas de interés de los bancos en tu área. Tal vez aun es más fácil solo visitar los sitios web donde están todas las tasas de interés de bancos locales y nacionales así como los prestamistas en línea.

Usar la Tasa Anual Equivalente (TAE) del préstamo como tu punto de comparación cuando contrastes los montos. Una diferencia de un 1% puede añadir toda una vida de préstamo.

Asegúrate de chequear los sitios de prestamistas en línea también. Estos sitios tienen buenas tasas de interés y una variedad de duraciones de contratos. Es sorprendentemente fácil procesar toda tu aplicación del préstamo en línea, sin cambiarte los pijamas.

Encontrar el costo de un préstamo no necesita de un título en matemáticas. Muchos de los sitios en línea de finanzas tienen calculadores que calculan tus cifras.

Las personas con vivienda deberían chequear esto usando un préstamo sobre el valor neto de la vivienda para adquirir un auto. No solo tiene tasas favorables, sino que sus pagos son de impuestos deducibles. No podría superar algo así.

Honda usado

Financiamiento del Concesionario

Por supuesto, siempre puede ir a un concesionario. Este puede tener el mejor trato disponible, pero sino, busque la mejor tasa en otra parte y pídele al concesionario que te de una mejor oferta.

Pero tenga cuidado al lidiar con el concesionario. Este es solo el intermediario y usualmente es la manera más costosa de hacer las cosas.

Por supuesto, esos tratos de financiamiento de 0% lucen muy atractivos. Y a veces de verdad representan un trato magnifico. Pero tenga en cuenta que la mayoría de estos tratos vienen con arrendamientos a corto plazo. También, para calificar al financiamiento, su crédito probablemente necesita ser el mejor. Y probablemente tendrá que hacer un buen pago inicial, a veces tanto como un 25% del precio total de la compra del auto.

Y aun si califica para las tasas bajas de financiamiento, es muy posible que el concesionario este tratando de sobreponer la pérdida del financiamiento al inflar el precio del vehículo o algunas de las opciones populares disponibles en el auto.

Si decide ir por el financiamiento del concesionario o manufacturero, asegúrese de que la transacción este completa y aprobada antes de irte del lugar. Si no hace esto, el vendedor lo puede llamar en unos días para decirle que el trato no fue procesado y luego tratar de envolverle con otro prestamista a una tasa de interés más alta.

Factores que afectan su tasa de interés.

La tasa exacta de interés que pagara depende de un numero de factores. En el tope de la lista está su record de crédito. Mientras más alto sea este, más baja será la tasa. Es una buena idea el obtener un reporte de crédito reciente para asegurarte de lo que tiene. A veces un reporte está tan marcado por errores, grandes o pequeños, que hacen que su aplicación para préstamo sea rechazada.

Mientras más duradero sea el préstamo, más alta será la tasa de interés a pagar. Y usualmente los préstamos para autos usados tienen mayores tasas que para autos nuevos. También es más fácil obtener un préstamo a largo plazo para un auto nuevo que para uno usado.

Los contratos de préstamo más populares son por 48 o 60 meses. Duraciones más largas, te permiten tener mensualidades más bajas y también harían que un auto más costoso puede ajustarse a tu presupuesto. Pero antes de firmar en la línea punteada, mira cuanto es el costo total, el total de intereses y todo. Mas meses significan mayores tasas de interés lo que se traduce en más dinero. También está atento a los gurú financieros que te aconsejan tener préstamos más duraderos que 60 meses.

Una duración mayor en el préstamo a lo mejor no tiene sentido si no quieres mantener el mismo auto por más de un par de años. Considera también que mientras más tiempo mantengas ese auto, más cuentas de reparaciones por pagar tendrás. Entonces con un préstamo a largo plazo, podrías ocasionalmente enfrentarte a tener que pagar tanto el auto como una gran cuenta de reparación en el mismo mes.

Y tenga en mente que tener un préstamo activo, te hace más difícil negociar el auto.

Otros factores a considerar

Al determinar su pago mensual, algunos expertos financieros dirán que no debería gastar más del 20% de sus ingresos mensuales disponibles en ese pago.

¿Y qué hay del pago inicial? Mientras más pague, mejor. Trate de ir con al menos el 20%, aun si el vendedor quiere tomar el 5%. Mientras mayor sea el pago inicial, menos tiempo estarás bajo la figura del préstamo, hacienda así que deba más en el préstamo que en lo que de verdad vale el auto. Esta situación ocurre por la rápida depreciación que muchos de los autos nuevos sufren después de ser vendidos.

Algunos prestamistas le pueden ofrecer seguros a crédito, lo que provee protección si no puede pagar el préstamo debido a muerte o discapacidad. Aunque algunos prestamistas te exigirán que tomes ese seguro (con un costo adicional para ti), otros no lo harán. Chequee sus políticas de seguro actuales porque a lo mejor ya tiene cubierta esa parte.

Finalmente, busque la flexibilidad en su préstamo para auto. Pida contratos que le permitan pagar un extra cada mes o que le permitan pagar todo el monto antes de lo establecido sin ninguna penalización.

Si después de leer todo esto, piensa que un préstamo para autos no es para usted, considere la alternativa de alquilar un vehículo. Aunque no quiera poseer un auto, a veces los pagos mensuales son menores, lo que quiere decir que puedes tener más auto por tu dinero.

LA COMISIÓN FEDERAL DE COMERCIO – Comprar un carro usado